Suspension Training

El entrenamiento en suspensión no es algo nuevo, ejercicios gimnásticos con anillas o barras ya utilizaban el propio peso del cuerpo. Este entrenamiento, mediante la utilización de correas que dio origen al conocido comercialmente como TRX®,surge en las fuerzas militares de EEUU, cuando buscaban la manera de mantenerse en forma disponiendo de poco espacio y material.

P1090810 bn

Existen diversos equipamientos para el ejercicio en suspensión: Flying, TRX, Airfitpro, anillas, cuerdas… pero la elección del más efectivo dependerá de su diseño, robustez, seguridad, facilidad de uso y efectividad.

 Mediante unas correas especiales ancladas a un punto fijo por encima de nuestra cabeza, y utilizando la fuerza de la gravedad, es como conseguimos crear una resistencia que debemos vencer con unos movimientos determinados para así entrenar la fuerza, la flexibilidad, la coordinación, la potencia y la estabilidad.

Son diversos los materiales utilizados para crear inestabilidad y así activar los músculos estabilizadores de nuestro cuerpo (Bosu, Fit-ball, Core Board, Foam Roller, etc…) pero vistas las recientes investigaciones, las cuales datan de finales del 2014, podemos pensar que las correas de entrenamiento en suspensión son las más efectivas en cuanto al reclutamiento de esta musculatura. Además nos permite realizar diversos ejercicios funcionales, lo cual nos aporta una gran transferencia del ejercicio en gimnasio hacia el gesto deportivo.

Las características del material lo hacen muy cómodo de transportar y de anclar, lo que facilita su utilización en cualquier parte y así poder mantener nuestro cuerpo en forma incluso durante nuestras vacaciones.